Ficción o Realidad

Todos los avances en el campo de la robotica han tenido una doble partida. Coetáneamente a este desarrollo se han producido reflexiones acerca de la posibilidad de una oposición por parte de los robots a sus creadores, una idea que ha sido explotada en repetidas ocasiones por cineastas y escritores. La auténtica duda es si los robots podrán llegar a tener pensamientos e ideas y, si esa circunstancia se diese, si decidirián oponerse, porque, en teoría no tendrían razón alguna para presentar ambición.

 

Esta primera cuestión fue analizada por el famoso matemático Turing con el test que lleva su nombre, tras el cual dedujo en un principio que son capaces de pensar. Sin embargo, poco después se rebatió su teoría a través de el dilema de la habitación china, en el que se planteó la posibilidad de que una máquina solo puede procesar y emitir una respuesta sin reflexionar a cerca de la información ni entenderla.

 

Nombre

Empresa

 

Portafolio

Productos

Servicios

 

Contacto

Dirección 

Ciudad y país